domingo, 19 de abril de 2015

Galletas caracolas

Llevo ya 4 semanas (¡¡4!!) lesionada y, exceptuando el cumpleaños de mi peque, apartada de mimundo de manualidades.
Una caída tonta propiciada por el viento y mi patosidad, me ha causado una fractura en la cabeza del húmero del brazo izquierdo y que he de tener en reposo hasta el martes que viene.
Pero tengo mono ... :(
Así que, tras muchas peticiones de misolete, despacito hemos hecho juntos estas galletas de caracola:



INGREDIENTES
(Receta extraída del libro "Mi recetario de galletas de Bob Esponja"


Para la parte blanca:
  • 60 g de mantequilla (mejor si la sacamos un ratito antes de la nevera)
  • 125 g de harina
  • 1/2 cucharadita de levadura (la de café, pues la mitad)
  • 60 g de azúcar glas
  • 1 cucharada de azúcar avainillado (de las de postre)
  • 1 pizca de sal
  • 1 yema de huevo

Para la parte chocolateada:

 
  • 60 g de mantequilla (mejor si la sacamos un ratito antes de la nevera)
  • 125 g de harina
  • 1/2 cucharadita de levadura (la de café, pues la mitad)
  • 60 g de azúcar glas
  • 1 cucharada de azúcar avainillado (de las de postre)
  • 1 pizca de sal
  • 1 yema de huevo
  • 2 cucharadas de cacao en polvo (de las de postre, no nesquick ni cola-cao)
  • 3 cucharadas de leche (de postre)
  • 1 cucharada de azúcar glas  (de postre)

Para unir los dos colores:

  • 1 clara de huevo 

Preparación:
  
Primero preparamos la parte blanca:

  1. Troceamos la mantequilla.
  2. Tamizamos la harina, la levadura y el azúcar glas.
  3. Mezclamos los ingredientes tamizados con la mantequilla, el azúcar avainillado, la sal y la yema de huevo. Lo amasamos todo con la batidora de varillas (tarda un ratito) y al final con las manos.
  4. Formamos una bola y la dejamos reposar 1 hora en la nevera.

Ahora vamos con la parte de chocolate:

  1. Mezclamos el cacao en polvo, con la cucharada de azúcar glas y la leche.
  2. Hacemos los mismos pasos que para la masa blanca.
  3. Incorporamos el "mejunje" de chocolate a la mezcla anterior y amasamos todo bien.
  4. Formamos una bola y lo dejamos reposar junto a la otra bola 1 hora en la nevera.

Una hora más tarde:

  1. Extendemos las dos masas por separado en láminas de un tamaño y grosor parecidos. Mejor hacerlo cada una encima de un papel vegetal para que sea más sencillo poder unirlas.
  2. Batimos la clara de huevo y pintamos la mas oscura por arriba.
  3. Colocamos la masa clara encima y también la pintamos  por encima.
  4. Enrollamos fuerte las dos láminas unidas y dejamos el rollo 45 minutos en el frigorífico.

45 minutos más tarde:

  1. Calentamos el horno a 180º.
  2. Forramos la bandeja del horno con papel vegetal (yo he usado dos)
  3. Cortamos el rollo en rebanadas de un poco más de medio centímetro y las colocamos en la bandeja del horno un poco separadas unas de otras.
  4. Horneamos durante 15 minutos.
  5. Una vez listas, enfriar sobre rejilla.

 ¡A comer!



Y... ¡Esta es la entrada 150 del blog! ¡Yujuuuuuuuu!




No hay comentarios:

Publicar un comentario