domingo, 17 de agosto de 2014

De vacaciones

Este mes no he hecho ninguna entrada en el blog.
Eso es debido a que estoy ¡de vacaciones!
Pero eso, como siempre, no significa que este sin hacer nada.
Y es que cada año, me propongo arreglar una parte de la casa del pueblo. Este año ha tocado el patio. El reto era transformar esto, en algo apto para poner una piscina:


Primero, como dice mi amiga Sarai, retirar las plantas calavéricas. Después, un blanqueamiento de paredes y, el toque final, un par de rollos de césped artificial:





¡Vaya cambio! Ahora misoletes pueden disfrutar de una zona súper veraniega.

A parte de esto, voy preparando material para hacer más fofuchas:


Y en los paseos de tardes veraniegas, aprovecho para hacer fotos curiosas como esta:


¡Feliz verano!

No hay comentarios:

Publicar un comentario