domingo, 21 de abril de 2013

Vivir corriendo

La entrada de hoy, como no, la escribo corriendo. Últimamente todo lo hago corriendo. Y me estoy empezando a plantear el porque.
Hace unos días, hablaba con una conocida que es psicóloga y me contaba, que no es que solo fuera yo que iba siempre a tope, si no que es algo que se ha extendido a tod@s. Y decía "no se cuanto más podremos seguir así, con este ritmo".
Y así estoy yo, que cada día por la noche pienso "vete a dormir, que mañana hay que seguir corriendo". Y ni se te ocurra decirle a nadie lo estresada que vas, por que siempre los demás están peor.
Así que desde aquí, reivindico el derecho a vivir despacio. A no estar con ese punto de que todo lo que tenemos que hacer es para "ayer". A poder eliminar esa imposición de la sociedad y propia de tener que llegar a todo.
No pido tener vacaciones de no hacer nada, si no en el día a día poder pararte a ver una sonrisa, un gesto amable, tomar un café sin quemarte la lengua o dar un paseo después de cenar.
Disfrutemos de la vida, que es corta pero ancha.

Sed felices : )

No hay comentarios:

Publicar un comentario