domingo, 3 de febrero de 2013

Bienvenida Laia

El jueves pasado tenía el móvil bajo de batería y decidí quitarle el wifi para que me aguantara hasta la noche al llegar a casa. Pero a media tarde me decidí a conectarlo un momentito para que se descargaran los mensajes del watsapp y así echar un ojillo. Y cual fue mi sorpresa, que me llegó un mensaje inesperado. Había nacido la segunda hija de unos amigos muy queridos, tres semanas antes de lo previsto. Tras cerciorarme de que había ido todo bien, pensé, ¡jo, me ha pillado el toro! Contaba con tres semanas más para prepararles el regalo y la peque ha tenido prisa por venir a conocer el mundo. Así que en cuanto llegué a casa, decidí prepararles unas magdalenas para llevarles a la mañana siguiente con un cestito mono también hecho por mi. Y se las preparé de chocolate negro con pera. No quedaron nada mal. Este ha sido el resultado:
Cuando llegué al hospital pude felicitar a la feliz mamá y conocer a la peque, ¡es preciosa! y muy dormilona. El papá de la criatura no estaba, pero por la noche se encargó de enviarme una foto comiéndose una de las magdalenas.

Así que por último, pero no menos importante, solo me queda decir:

¡BIENVENIDA LAIA!

No hay comentarios:

Publicar un comentario